ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

martes, 28 de agosto de 2012

Fotos pedorras: un flagelo que preocupa a todos

Vargas señala al infinito y más allá (?)/ Catalán posa con un filipino de bronce/ Rosi descubre Malvinas/ Clementino nos cuenta, por si no lo sabíamos, que tiene una panadería

Más tarde que temprano, los círculos de lectores fieles a los medios de prensa (?) de Tierra del Fuego han comenzado a debatir sobre un tema que a todos nos ocupa y preocupa: la fotografía periodística fueguina. 


A Rosi le apreta la tanga (?)/ Benegas se compró un gorro/ Huguito la pisa, la mueve y la deposita en plazo fijo(?)/ Löffler pone cara de dolobu, pero nadie le cree.

Acusado de "pedorro y mal gusto", no se ha dicho mucho ni poco sobre el fotoperiodismo local porque directamente no se dijo nada, aunque quizás vaya siendo hora (?) de que se encare un análisis serio, científico y sobre todo, innecesario.

A Rosi se le apagaron las luces/ Martín es piola/ A Garramuño le duele la pata quebrada/ Para Estabillo toda la vida es Navidad (?) 

"La culpa no es del chancho sino del que le da de comer", dice un Contador Público recién egresado que ha leído algunos artículos sobre el tema y la tiene clara: "Algunos periodistas, con cámara en mano, son más peligrosos que mono con navaja", sostiene el especialista en álgebra (?).

Rosi y Mario en el edificio equivocado (?)/ Liendo y su amigo "Tachito"/ Funcionaria municipal bajo el cartel/ Martín P. cree que bailar con una jovata garpa mucho (?)

Para los especialistas de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), el fotoperiodismo fueguino "es una verdadera poronga", basando estos dichos en un estudio recientemente elaborado y que, aunque lo buscaron una bocha, no lo encontraron para explicar tal argumento.

Consultados por Pueblo Chico, un grupo de fotógrafos profesionales evitaron sentar postura, asegurando que prefieren seguir facturando a lo pavote en cumpleaños de 15 y casamientos, motivo por el cual la discusión "nos chupa un soberano huevo".

El debate está instalado y parece que no se quiere ir (?). Mientras no haya reflexión de los reporteros gráficos fueguinos, las fotografías seguirán despertando sensaciones muy enfrentadas. Para algunos serán "una mierda" y para otros "una verdadera cagada".