ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Las ciudades migran hacia las fábricas (?)


Paulatinamente, las fábricas comienzan a copar la parada (?) y absorben a todos los profesionales que detestan sus oficios y prefieren forrar de billetes sus sommiers. 

Esto ya se había anticipado, pero como no lo dijo Nostradamus acá nadie da pelota (?). 

Ahora, todos se preocupan. Ven una vaca y lloran (?), apuntando sus dedos acusadores al Gobierno y a organizaciones no gubernamentales de esas que se quejan pero nada aportan a la resolución de conflictos.

"Un médico a la derecha", se escucha en una línea de ensamblado de televisores LCD, donde sólo en la última quincena se incorporaron cuatro cirujanos; dos obstetras y un pedicuro (?).

Desde las empresas se lavan las manos y defienden la contratación de médicos, asegurando que el armado de plaquetas requiere de la precisión que sólo un profesional del bisturí puede garantizar.  

"Acá pueden meter cuchillo tranquilos, total no hay riesgo de amasijar a nadie", dice un gerente de Recursos Humanos, feliz con la presencia de los galenos en la planta industrial que administra. 

Además, los médicos son muy bien recibidos por sus compañeros fabriles, que ven con buenos ojos (?) el poder evacuar -que no es lo mismo que defecar- todas sus inquietudes de salud sin tener que perder horas de vida en el Hospital Regional.

"Gracias a mi compañero, el dotor López, descubrí que la picazón permanente en mi órgano viril (?) eran liendres", apoya con su testimonio un ensamblador de la línea de equipos de aire acondicionado. 

Como se aprecia entonces, la migración de médicos a las fábricas no es motivo serio de preocupación. Al contrario.