ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

martes, 18 de octubre de 2011

Subíme los precios que me gusta (?)


Se anda diciendo que remarcar precios no es un acto delictivo y cuánta razón tenéis (?). 

Puede considerarse una "avivada", tal vez un hurto menor, pero jamás una metida de mano en el bolsillo de los usuarios.

Dicho esto, la campaña en contra de los pobres comerciantes ricos de la Provincia es un acto salvaje que busca desestabilizar la economía fueguina. Y da asco.

Pero como no podía ser de otra manera, esta ventolera (?) de mentiras y desprestigio es urdida por los carniceros de las noticias; los buitres del Último Momento y los mercaderes de Exclusivas, que sólo tributan el 3 por ciento de sus ganacias en Rentas.

Periodistas cipayos y carneros, no hay otro término posible: son todos negros, son todos putos. Y el que no es puto la mira con cariño (?).

Esta gente de raza inferior, que se queja de cómo los comerciantes ricos de la Provincia se ganan la vida remarcando precios, no vale la pena ser tenida en cuenta en el tejido social fueguino.

Nada saben de periodismo, aunque sí de vacaciones y primicias que obtienen a punta de pistola. 

Sepan esto, traficantes de verdades: Rodolfo Walsh no vacacionaba en Mardel o en Cuba; pero hacía periodismo posta y le ponía el pecho a las balas (?).  

Una vez aclarado esto, es bueno destacar que el comerciante necesita de la remarcación como el playerito blanco necesita echarse una siesta en la costa de Tierra del Fuego. 

Pueblo Chico defiende esta práctica desleal indispensable, arraigada en el sentimiento popular argentino, que le permite al comercio subsistir desde el Exterior cuando se produce alguna recesión en la economía.