ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Cortitas y al pie (Volumen 81)

La diputada nacional del Frente para la Victoria (FPV), Rosana Andrea, celebró que se haya normalizado el servicio de agua potable en Ushuaia, confesando su hartazgo "a seguir lavándome axilas, bajo vientre y patas en una palangana". La mejor amiga de Cristina Fernández (?) en Tierra del Fuego reveló que, al enterarse de la noticia, no tuvo mejor idea que prepararse unos ricos mates. "Nada mejor que un buen porongo en mano", reveló.

El polémico concejal para-tolhuinense (?), Telmo Benítez, fue nuevamente suspendido en sus funciones durante la última sesión del Concejo Deliberante, acusado de no trabajar ni responder informes de sus pares sobre el destino de fondos públicos varios. "Yo no le sé por qué me acechan a mí, si ya expliqué que no le tengo nada que ocultar a nadie porque la platita que gano la gasto adelante de todos (?)", se defendió.

En una entrevista de alto voltaje, el Jefe de la Policía Provincial reconoció que en el caso del preso picaneado en Río Grande "quizás a algún efectivo se le pelaron los cables y otros le siguieron la corriente", lamentando de ese modo el shock que pudo haber sufrido el reo. "Hemos dispuesto que nadie se le acerque a 220 (metros) y que nuestro personal encuentre la luz al final del túnel, porque no es bueno seguir por este camino de violencia no alumbrado. Esto es una verdadera patadita a la institución", afirmó.

Vecinos de un edificio de Ushuaia denunciaron que el servicio de agua irrumpió a patadas en sus moradas al grito de "Viva Perón carajo", generando destrozos varios y un momento horrible (?) que niños y abuelos residentes en el sector no olvidarán por el resto de sus vidas. "Para mí el servicio de agua estaba muy endrogado señor periodista, porque no se explica que nos haya hecho esto", dijo una vecina indignada que radicó la denuncia ni bien el servicio de agua escapó por una de las ventanas. Los vecinos no pudieron identificar si se trataba de agua cruda o potable, pero la Policía sigue el rastro mojado para dar con su paradero.