ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

sábado, 13 de noviembre de 2010

¿Para qué limpiarse el culo?


El dicho (que se completa con la oración "si después volvemos a cagar") ofrece una valiosa reflexión que podría aplicarse a miles de situaciones cotidianas.

¿Para qué regar una planta si es más práctico tener un potus de plástico?

¿Para qué lavar el auto si seguro ese día llueve?
¿Para qué limpiar el Cabo Domingo si lo vuelven a llenar de mugre?

Lamentablemente, un puñado de gente con ganas de enseñar otras cosas, no son suficientes para revertir años de una educación de mierda, con (muchos) docentes pedorros; un sistema (anti) educativo mediocre y un gremio (¿docente?) interesado sólo en levantar la guita en pala.