ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

miércoles, 26 de abril de 2006

Vengan cuando se nos ocurra a nosotros (pero que sea con pizza o bizcochitos)
Esto va a tomar unos minutos de lectura, pero la mano viene así: resulta que durante los peritajes que se realizaron en el lugar del accidente que hace un par de días le costó la vida a una mujer embarazada de 7 meses, a ninguno de los brillantes efectivos policiales que engalanan la Fuerza y que estaban al frente de las tareas de recolección de pruebas se le ocurrió buscar un testigo.
Pero como tienen tanta suerte, un hombre que manejaba un taxi se acercó hasta los iluminados de la Ley para asegurarles que había presenciado el hecho.
Sin embargo, a este testigo ni siquiera le tomaron la presión arterial.
Al día siguiente, este hombre se acerca a FM Aire Libre para brindar su testimonio sobre lo ocurrido, tras lo cual algún Jefe de la Fuerza (ocupadísimo por cierto) lo escucha al aire y decide mandar a buscarlo hasta la radio recordándonos aquellas épocas doradas en las que los delincuentes sólo se entregaban en el programa de Mauro Viale (no sé por qué me recuerda a eso pero tenía que escribirlo).
Por último, días después -por medio de un comunicado- la División Policía Judicial cita a quienes hayan sido "testigos presenciales del accidente".
Esto me lleva a plantearme algunas dudas que voy a enumerar porque estoy al pedo:
A) ¿El Jefe de la Fuerza sigue siendo Darth Vader?.
B)¿Barbero está del Lado Oscuro de la Fuerza por malvado o porque allí están todos los policías con pocas luces?.
C) ¿Con qué engordan en Río Grande los policías?
D) ¿La modalidad de citar testigos por los medios cuando se les podría haber tomado los datos en el lugar del accidente obedece a algún tipo de programa de Protección de Efectivos? ¿Los que existen en algunas provincias no apuntan por el contrario a la protección de testigos, con excepción de los testigos de casamiento que son unos traidores y malandras?
E) ¿Este tipo de errores no se castigan?.
F) ¿Por qué Sibarita es tan rica?.
Sin desmerecer la tragedia, porque obviamente no debemos olvidar que existe un asesino más al volante en nuestra ciudad, bien vale preguntarse en principio cómo es posible que efectivos entrenados y en teoría profesionales puedan cometer errores tan groseros en este tipo de hechos y, en segunda instancia, cómo se puede remediar la incompetencia que demostraron.
Como hubiese dicho mi abuela: "Vergüenza les debería dar".