ADVERTENCIA LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG SON FICTICIOS, PRODUCTO DE UNA MENTE PERTURBADA. NO SE ACEPTAN RECLAMOS DE NINGÚN TIPO, MENOS LOS DÍAS SÁBADOS.

viernes, 2 de diciembre de 2005


La nota pertenece al diario "El Sureño" y demuestra que a los políticos -más allá de sus ocasionales discursos sobre la transparencia- les molesta ser controlados.
Ya sea porque los fastidia que la gente piense que si los tienen que controlar es porque roban o, en el peor de los casos, porque efectivamente se los impide.
Siempre es oportuno recordar que, aunque el Concejo Deliberante no se haya destacado por cuestionar el elevado costo de ciertas obras encaradas por el municipio durante 2005, es su función ejercer un control de los gastos que pretenda efectuar la Municipalidad.
El control favorece a la transparencia y los concejales no podrían estar cometiendo un error si precisamente cobran sus salarios para trabajar en uno de los tantos aspectos a los que su función los obliga. Controlar es quizás la más importante.
Las demoras planteadas por el intendente Jorge Martín sobre este control que debe llevar adelante el Concejo Deliberante no hacen más instalar versiones que podrían no ajustarse a la realidad, pero brindar toda la información que los ediles solicitan para conocer el destino de 3 millones de pesos no es otra cosa que mantener informada a la comunidad y evitar suspicacias.
Los políticos deberán entender algún día que es un derecho democrático controlar sus actos de gobierno y que esto no se trata de un error.